Desde que Bodega Piedra Fluida comenzara su andadura en 2018 bajo la iniciativa de su empresario Félix Becker, el sostenimiento de la viticultura heroica y la producción de la calidad han sido algunos de nuestros objetivos.

Nuestros viñedos localizados en la zona norte de Tenerife a una altitud de entre 500-600 m de altitud son cuidados al detalle. A finales de enero iniciamos el proceso de poda, uno de los momentos más importantes la obtención de una buena cosecha. Te explicamos cómo y cuándo se realizan estos trabajos.

 

 

¿Cuándo se realiza la poda de la viña?

Durante el invierno se produce la hibernación de la vid. Cuanto más frío hace, la siguiente vendimia será mejor, aunque no debe llegarse al punto de la congelación de la savia en la cepa. Es por ello, que es fundamental elegir el momento exacto. De una buena o mala poda dependerá que la viña dure más o menos y también influirá en la cantidad o calidad. Las podas tienen lugar todos los años, no obstante, se tiene en cuenta la edad de la viña. En el caso de las plantaciones de menos de tres años se realiza la poda lo más tarde posible.

 

¿Qué tipo de poda existen?

Existen diferentes tipos, pero les vamos a explicar dos de las más frecuentes:

– Poda de formación: Esta se inicia durante los primeros años de cultivo de la vid. Apenas ha empezado a desarrollarse y tiene como objeto dar forma a unas determinadas plantas, logrando que éstas se mantengan lo mejor posible. Así, se logra facilitar el cultivo y lograr una mayor rentabilidad de la vid.

– Poda de fructificación o producción: Este tipo de poda busca vigorizar y regular la producción para así aumentarla. Debe realizarse con mucho cuidado, porque no podemos tener ni cepas débiles ni muy vigorosas, porque estas últimas tienden a producir una cantidad de sarmientos y pocas flores que cuajan mal. La poda es la búsqueda exacta del equilibrio para que la planta pueda atender a la creación de la formación del fruto y a la formación de brotes. A la vez, que es sumamente importante no dejar excesiva carga a la planta para que no se debilite.

– Podas en espalderas: En este tipo de vid se puede realizar la poda mixta consistente en podar unos sarmientos largas, para que den fruto, y otros cortos para seguir la poda del año siguiente. Con este tipo de poda se busca controlar el vigor de la cepa y mantener el equilibrio.

 

¿Qué se hace con los restos de poda?

En Bodega Piedra Fluida somos muy cuidadosos con nuestro entorno. Por tanto, una vez realizada la poda, respetando la normativa vigente, procedemos a la eliminación de los restos de la poda en lugares adecuados y protegidos. Con ello evitamos la proliferación y propagación de plagas y enfermedades.